LAODSS Día II Tilcara

04:46


"They will light my lonely way tonight and I'll see you in my dreams" 
Gus Kahn 
 

Hoy los protagonistas abandonan por primera vez la comodidad de Salta La Linda para arrancar a mochilear y "caer" en hostels. La verdadera aventura empieza acá ¿Estarán preparados?

DISCLAIMER: esta narración esta en Beta, probablemente sea un horror gramatical y ortografíco pero me voy a dormir.


El día dos comenzó con una decepción para nuestro Héroe y un pequeño triunfo personal para su Compañero y Promotor, el jugo de pomelo del desayuno era en realidad de ananá. 
El siguiente paso en la mañana para nuestro Héroe fue ir de paseo al centro por unos anteojos de sol, ya que el free en free shop parecía ser "libre de cobrarte lo que quieran". Debió tomar solo un momento pero no solo nuestro Héroe es en tibio indeciso en extremo, si no que sabemos muy bien que no le quedan bien los anteojos. Pero bueno aunque llevó mas tiempo del humanamente posible, los necesitaba para protegerse del sol norteño y porque levantandose temprano todos los días su cara iba a corresponderse mas de lo deseable con su personalidad de dormilón. 




Ahora, ambos estaban preparados para emprender el viaje al segundo destino. Ya en el micro la empresa de transportes se dispuso a pasar una película para amenizar el trayecto. Notable fue la elección de un film sobre escaladores que mueren subiendo al Everest (?) para continuarla con una de una inundación cuya primer escena es un auto cayendo por un risco... igualito a los que formaban parte del recorrido. Al parecer el encargado de video era de los que cuando deciden jugar a la ruleta rusa lo hacen con una pistola semiautomatica. Pero bueno, si vamos a hablar de malas decisiones, considerando a nuestro Héroe el texto podría tomar dimensiones enciclopédicas y tenemos una historia que contar, y esa historia comienza al llegar a Tilcara...


Tanto periplo les había abierto el apetito. Antes de buscar donde hospedarse decidieron parar para comer. El local era un tanto particular, un híbrido entre parador playero y puesto de la estación de once, no prometía mucho (y la comida nunca cumplió, no esperen muchos pasajes gastronómicos en esta historia) pero había que reponer energias. El mesero llego y se dispusieron a pedir. "Una hamburguesa simple" pidió nuestro Héroe, "De llama" espetó el mesero. "No, una hamburguesa" "De llama" insistió el mesero. La situación se repitió unas cuantas veces, ante la mirada atónita del acompañante, la incredulidad de nuestro héroe y la inexpresivo inamovible en el mesero. "Ok, de llama" terminó diciendo nuestro héroe. Siguió una larga y tensa espera, al llegar el mesero mantenía la misma inexpresión. "una de llama" dijo al depositar el plato en la mesa "si, de llama" dijo de mala gana nuestro héroe. La carne era dura, difícil de cortar con los dientes, aun mas de masticar. Se fueron del lugar no indignados, mas bien desconcertados, pero era el momento de encontrar un lugar donde dormir. El Compañero y Promotor tenía un lugar en carpeta "Mistica Hostel" no lo conocía, no tenía referencias, pero había algo en el nombre... MISTICA. 
Se encontraba solo a unos metros de donde estaban, sin perder mas tiempo se dirigieron hacia ahí. Al llegar una chica se retiraba, al parecer nadie respondía al llamado "No atiende nadie, debe estar vacío, ya fue". La entrada no parecía estar boqueada, se miraron y decidieron ver "que tanta mistica tenía" Nadie los cruzó ni detuvo en todo el pasillo exterior, llegaron al final donde encontraron a una encargada. Esta no tenía mucho que decir, solo que el dueño no estaba. El precio era accesible, y el nombre tenía algo... decidieron quedarse.
La habitación, en el piso de arriba, la numero 17. La desgracia, pero también el numero recomendado para los vuelos de nuestro Héroe, lo cual le daba el lado bueno. Dentro de la habitación había una chica rosarina "rubia", con un corte de pelo asimétrico. Volteó hacía ellos, en su mano derecha sostenía una pipa, con su mano izquierda agarraba tabaco de una bolsita "Es carnaval" les dijo, mientras empujaba con su indice el tabaco dentro de la pipa "esta noche se va a enterrar" encendió la pipa y la acerco a su boca "con suerte a los demonios" y largo una bocanada de humo que cubrió todo el lugar. Cuando el  humo se disipo, ella ya no estaba ahí. Luego de unos minutos de desconcierto, el Compañero y Promotor alcanzó a decir "Otra chica que perdimos" y con unas risas complices se rompió el clima.



Los chicos salieron de paseo, su idea era llegar al mirador que decía "Bienvenidos a Tilcara" y de pasó, recorrer un poco el pueblo. En el camino El Acompañante y Promotor no paraba de hablar de la Rosarina de Peinado Asimetrico, mientras nuestro Héroe no podía sacar de su mente el humo y como ella se evaporó con el mismo. Al llegar a la base de la montaña el cielo estaba completamente encapotado, pero a metros la izquierda se encontraba la entrada al cementerio, ¿Que podía malir sal?
Caminaron un poco, sacaron algunas fotos, el paisaje era satisfactorio. Recorrieron un poco mas, el cementerio era mas grande de lo que esperaban. Caminaron un poco mas, sacaron otras fotos, las miraron un poco descontentos... eran casi iguales a las anteriores, tal vez en un cementerio no se pueda obtener mucha variedad. Continuaron recorriendo y empezó a chispear. "mierda, bueno, parece que el cementerio llego hasta acá" enfilaron para la salida, pero no parecía llegar. "Pero... tanto caminamos?" La lluvia había empezado. "No podemos estar tan lejos" Mas caminaban, mas llovía. "Para, estoy seguro de que esta cruz ya la ví" "claro, estamos volviendo" "no, ya la ví hace un ratito, la pasamos recién" siguieron, cada vez llovía un poco mas. "¿Cómo un pueblo tan chico tiene un cementerio tan grande?" "Ahí esta de nuevo, ¡Es la misma cruz!" Ahora, era una tormenta. "No puede ser, nos debemos haber perdido, tenemos que encontrar la salida" "No se ve un pomo con esta cortina de agua, corramos" El camino era irregular, lodoso. Por mas que corrían, volvían siempre a la misma cruz. De repente un trueno ensordecedor, y un relampago enceguecedor. Ambos trastabillaron y cayeron. La lluvia cesó, el cielo se despejó y frente a ellos estaba la salida de cementerio.

  

Llegaron al centro de la ciudad sin cruzarse un alma, secándose con el rayo del sol. Encontraron una galería comercial, un tanto fuera de lugar, y decidieron entrar. Al entrar parecía un túnel directo a los años 90. Un local de bijouterie se encontraba atendido por una bonita lugareña, al pasar por la puerta nuestro Héroe le dijo desde afuera "Hola! Buenas tardes!" Para ella fue como si nunca hubiese pasado. "Bueno las locales no son tan diferentes de las porteñas. Una clavada de visto analógica" "Tecnicamente" Dijo el Compañero y Promotor "Te dejó en grisesito, porque ni te miró" Unos diez metros mas adelante, la galería llegaba a un callejón sin salida. Las luces parpadeaban y empezó a correr un chiflete, realmente frío. "Todavía estamos un poco húmedos, mejor volvamos" "Tampoco parece que haya mucho mas para ver" "Y si hay, empiezo a dudar querer verlo"
Cuando desandaron su camino, encontraron que todos los negocios estaban completamente cerrados. De la calle venía un barullo tremendo. Al asomarse vieron una gran caravana de gente, no había manera de cruzar al otro lado. La gente bailando, tirando espuma y tomando vino se extendía hacia atrás y hacia adelante hasta perderse en los horizontes. Unos niños disfrazados de diablitos les tiraron espuma y los sacaron de su asombro, ahí fue que el compañero y promotor la vió, la chica Rosarina del Peinado Asimétrico se perdía bailando entre la multitud, con un disfraz típico de diablita. "Hey, mira quien esta. Vamos, tenemos que alcanzarla" Y se lanzó entre la gente. Nuestro Héroe, poco convencido, lo siguió. Ahora estaban avanzando, bailoteando entre la gente, buscando a una chica entre miles, en el descontrol carnavalesco. Desplazandose con movimientos espasmódicos el Compañero y Promotor alcanzo a varios demonios, pero ninguno tenía el pelo asimétrico. Rebotando, de un lado a otro se encontraba nuestro Héroe hasta que alguien tomó su mano. La Rosarina de Pelo Asimétrico. Ella lo llevó hacía adelante, entre la gente. Avanzaba con destreza, ¿A dónde? varios metros después nuestro Héroe tironeó "¡Para! ¿A dónde me llevas? Aguanta que busquemos a mi Compañero y Promotor?" Ella se detuvo, ambos se quedaron quietos un momento, mientras todo a su alrededor se movía freneticamente. Ella volteó, y una vez que lo tenía de frente se sacó la mascara. Su cara no era la de la Rosarina del Pelo Asimétrico, era la de la chica. Nuestro Héroe soltó su mano desconcertado y ella se perdió entre la gente. Confundido dio la vuelta y se chocó con su Compañero y Promotor. "¿La encontraste?" preguntó "Eh... no se, rajemos de acá" "No podemos, esta lleno de gente y estamos sobre el puente" La turba los hizo avanzar más, empezó a llover, pero esta vez era lluvia roja "Sangre?!" Dijo nuestro Héroe, que ya creía cualquier cosa. "No, es vino" Respondió el Compañero y Promotor. Y el canal enrojeció también "Estamos en una jodida bacanal" espetó nuestro Héroe. Pero la mayor de las sorpresas llegaría al final del recorrido "¿Por qué carajo están todos los diablos entrando en "Lubricentro Gustavo?" El compañero y promotor se encogió de hombros. "Bueno, no pienso quedarme a averiguarlo" Ambos empezaron a caminar a contramano, con la gente que intentaba llevarlos hasta el pequeño lubricentro donde caudales inimaginables de gente lograban entrar "Igual, antes de irnos tenemos que hacer algo" Nuestro Héroe lo miró sin entender "tenemos que parar por la YPF de enfrente a comprar puchos" Si, porque cuando una turba te empuja hacia un lubricentro infinito con diablos bailarines y lluvia de vino, aun ahí hay que parar a comprar unos puchitos(?)



En la noche, decidieron ir a comer. En el modesto restaurante solo había dos personas. Una vez que llegaron los platos, estos dos sujetos se pararon y comenzaron un show musical, sin importarles que casi no tenían ningún publico. Sin embargo la música sonaba bien, así que lo tomaron como algo VIP. A mitad del show, un borracho se sentó al umbral de la puerta y comenzó a balbucear. O a decir algo ininteligible. O a hablar al revés. No iban a quedarse a averiguarlo "Paguemos y vayámonos a la mierda"


De vuelta en la habitación, no había señales de la Rosarina del Pelo Asimétrico. Tratando de evitar hablar sobre los eventos transcurridos durante el día, se pusieron a cantar. Mientras el Compañero y Promotor le tiraba los acordes, Nuestro Héroe los iba tocando en la guitarra. Todo iba bien hasta que empezó a llover (afuera y adentro de la habitación) y la luz se puso intermitente. Y cada vez que parpadeaba nuestro Héroe tocaba mal. Pero no era solo por no ver, cada vez que luz parpadeaba no sonaba un pifie cualquiera, si no una posición extraña, disminuida. Un acorde que no solo no encajaba en la armonía, si no que ni si quiera sabía ejecutar. Hasta que el parpadeo se transformo en oscuridad total. "Afuera hay algo de luz" dijo el Compañero y Promotor. "No, yo prefiero que este día se termine acá. Ademas mañana nos tenemos que levantar temprano para ir a Iruya. Creo que prefiero dormir" "Ok, yo bajo un ratito a cargar un poco el celu" dijo el compañero y promotor. Descendió las escaleras iluminado a penas por el reflejo de la luna. Parecía no haber luz tampoco abajo, excepto por una habitación, de la que venían los murmullos y la musica. Dudo un momento, prendió un pucho tapando el viento con sus manos y se armó de valor. Cuando entró a la habitación, efectivamente estaba iluminada pero el ambiente no era lo que aparentaba desde afuera. Unas 9 personas estaban sentadas, en sillas armando un circulo, en completo silencio y sin moverse mas que para respirar y parpadear. La Rosarina del Pelo Asimétrico era uno de ellos. Él permaneció parado, tambien inmovil, sin saber que hacer. ¿Había interrumpido algo? hasta que dijo "Eh... ¿puedo enchufar el celu?" El hechizo se rompió, por fin salieron de su letargo. "Si claro, ahí tenes" Con su pipa, la Rosarina de Pelo Asimétrico le señaló una silla. "No te preocupes, es que somos un poco tímidos"
Lo que ocurrió el resto de la noche, el Compañero y Promotor nunca lo pudo narrar con mucha precisión. 


¿Lograrán llegar a tiempo para alcanzar el transporte a Iruya? ¿Volveremos a una prosa que minimamente se deje leer? No te pierdas el próximo capitulo. 

You Might Also Like

0 comentarios

¿Pero usted esta muerto? ¡no esta muerto! ¡COMENTEME! ¡Por favor se lo pido!

Ads Inside Post

Flickr Images

Subscribe