Apuntes sobre el amor (de un tipo que no prestó atención en clase) Parte I

23:54

"Buscaba una canción y me perdí

En un montón de palabras gastadas

No hago otra cosa que pensar en tí

Y no se me ocurre nada"
  Serrat.


Si legaste hasta acá... seguramente no tenes nadie con quien pasar este día (Ni el siguiente ni ningún otro en el futuro cercano) y por eso te dejamos con este pequeño cuento corto, que fue inspirado por una frase que me dijeron y... ¿Acaso no son mucho mejores las obras inspiradas que las forzadas por la obligación? Respondo yo, si, infinitamente. Las musas, como de costumbre, se han pasao de mí, pero esta vez al menos pude robarles estas pocas palabras...


Es una practica común para quienes gozan el privilegio de hacer uso de la ilusión anteponer frente a todo cuestionamiento que conlleve a una respuesta negativa la condición "Y si el amor de tu vida (tal cosa)"

Esta romantica encrucijada es de lo mas versátil y puede adaptarse a las mas curiosas situaciones, desde "Y si el amor de tu vida quiere compartir un guiso de porotos" a "y si el amor de tu vida se muda a la Franja de Gaza"(?)

Lo que estos paladines de los corazones latientes no dicen es que el concepto de amor de tu vida es por demás ambiguo y ni siquiera ellos lo dominan con gran maestría. Es mas, por lo general tocan de oido y mayormente desde un marco enteramente teorico.

Paso ahora a relatarles dos historias que enmarcan un poco la naturaleza oculta de "El amor de tu vida"

Primero lo tenemos a Gonzalo, el contador de Belgrano. Una húmeda tarde de verano caminando por Cabildo miró al interior de un local, donde vio a una vendedora que hizo que olvide por completo que su jefe lo obligo a dibujar el balance de 3 PYMES amigas y pronto se acercaba la auditoria. Era el amor de su vida, claramente. Después de todo cualquiera que logre ese efecto debe serlo sin lugar a dudas. Sin embargo ¿Que iba a hacer Gonzalo en un a tienda de lencería femenina? Siguió su camino y nunca mas se encontraron.

En la otra punta de la ciudad tenemos a Maria, quien convencida por las estructuras mas clásicas del melodrama, con el tiempo logro ver al amor de su vida en el papanatas de su novio de la adolescencia. Influenciada por sus creencias fuertemente religiosas, se casaría con este mismo. Lo que ella no sabia es que una mañana estuvo muy próxima a Victor en una biblioteca, mas nunca lo vería porque él estaba en la sección de Cs Naturales preparando su examen de Anatomía. Victor era el amor de su vida, y con su agnosticismo la hubiese liberado del paparulo que la engañaría con todas sus asistentes, a quien se había unido erroneamente en un pacto con dios por la mala interpretación del mito de "el amor de tu vida"

Es hora de entender de una buena vez que el problema no es haber perdido, confundido o siquiera no haber encontrado aun al amor de tu vida, si no mas bien no haberlo notado.


You Might Also Like

1 comentarios

  1. Aah "el amor de tu vida", gran invento de marketing de la iglesia.Que bien les salió. Ahora si me disculpan,voy a seguir buscando mi medio limón entre naranjas.

    ResponderEliminar

¿Pero usted esta muerto? ¡no esta muerto! ¡COMENTEME! ¡Por favor se lo pido!

Ads Inside Post

Flickr Images

Subscribe